Por qué celebramos el 5 de Mayo en USA?

 

 

 5 de Mayo, no es comer guacamole o enchiladas. En 1862 se Peleó una batalla en Puebla contra el ejercito Francés.

En 1867, cinco años después de que se llevara a cabo la batalla de Puebla, un grupo de mexicanos celebró en Texas con cantos y poesías esa victoria.

El lugar de la celebración no fue casual: ahí nació el héroe del 5 de mayo, Ignacio Zaragoza, también conocido como el chinaco fronterizo. De ahí que esta fecha tenga, hasta nuestros días, gran significado entre los mexicanos y mexicoamericanos radicados en EEUU.

Desde estos primeros festejos, el 5 de mayo significó una jornada en la que celebrar que su país de origen se liberó del yugo opresor de los "extranjeros".

Incluso adquirió un significado más fuerte que la fecha que marca el inicio de la guerra de independencia mexicana en contra del imperio español, el 16 de septiembre.

Y es que el general Ignacio Zaragoza, quien derrotó al ejército francés en la ciudad de Puebla, nació en Texas (1829) antes de que este territorio se independizara de México y se anexara a Estados Unidos. Por eso, desde los primeros festejos los cantos y las poesías celebraban su hazaña.

Zaragoza, el chinaco fronterizo, como lo llamó el historiador Justo Sierra, representaba al rebelde del siglo XIX. Entonces, se llamaba chinaco al liberal de tez morena que optaba por defender las causas del pueblo en contra de los hacendados, la Iglesia, y los catrines (ricos).

También los chinacos fueron los mexicanos que se batieron contra los invasores franceses: "Los chinacos, bravos, se batieron inundando de gloria la Nación", reza un canto de esos tiempos.

Desde finales del siglo XIX hasta la década de 1930, las fiestas del 5 de mayo se organizaban de manera popular. Pero, en ese decenio, el consulado mexicano en Los Ángeles, California, creó una organización que se encargaría de orquestar los festejos patrios en Estados Unidos. Su finalidad, advierte Rodríguez, era "oficializar" el patriotismo de los mexicoamericanos y de los nuevos migrantes mexicanos.

Sin embargo, a decir de la investigadora, estas fiestas organizadas por el consulado se alejaban de los sentimientos de la gente trabajadora, para quienes el festejo del 5 de mayo tenía un significado de libertad.

Años después, el movimiento chicano adoptaría esta fecha como uno de sus símbolos de lucha contra la opresión.

Asimismo, el 5 de mayo se pudo convertir en la fiesta de todos los latinos en Estados Unidos, pues evoca la opresión que viven todas las minorías en ese país.

Curiosamente, para la generación de mexicanos liberales que vivieron la batalla de Puebla, la victoria sobre los franceses también tuvo un significado que iba más allá de las fronteras de México.

Write a comment

Comments: 0